jueves, 5 de julio de 2012



Día del maestro: 06 de julio.


Ahora que el magisterio puneño y peruano ha emprendido una huelga indefinida por sus justas reivindicaciones laborales, va este poema de nuestro gran Efraín Miranda Luján, a manera de homenaje por el día del maestro. Miranda fue docente en la escuelita primaria de Jach’awinchoqa (Ácora) por muchos años. De allí que Ernesto More dijera en el prólogo al libro Choza: “maestro de tercera categoría y poeta de primera”.


Profesor y poeta Efraín Miranda Luján


M CH



Al final de este camino está la Escuela.
Un Maestro rural va, y -hace horas-,
la lluvia lo reporta.

Igual a los relámpagos; -lo mismo que la tempestad-,
su pensamiento
furiosamente se debate.

Penetrando con firmeza sus pies en el barro
avanza enérgicamente.
Ha visto algunas concentraciones políticas
que lo han sacudido más
que cientos de tormentas juntas.

Una guerra verdadera ha comenzado en él,
ha iniciado una conflagración recóndita:
combate contra sus clases sociales internas
librando batallas en territorios ideológicos,
desangra a filósofos y creyentes
anunciando victorias que son derrotas
o derrotas que son victorias.
Por momentos cree
que, de algún modo, muchas íntimas batallas civiles
en secretas contiendas
¡sin esperanzas de paz!
han comenzado;
y, en las que tiene que cambiar
o debe fallecer.

(De: Choza, 1978)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada